¿Es posible hacer un bloque de edificios en 7 meses?


Todos tenemos la imagen de un solar de futuras viviendas, rodeado de vallas, tras las que se agolpan familias observando impacientes el lento proceso de construcción. Familias que esperan normalmente más de un año y medio para poder entrar a la vivienda de sus sueños. La industrialización inmobiliaria construirá bloques en unos siete meses y, aparte, trae otras muchas ventajas que debes conocer.


Vivienda industrializada. Un término de apariencia futurista que, sin embargo, ya es toda una realidad. Tecnologías e innovaciones técnicas que convertirán las viviendas del hoy y del mañana en garantía de ventajas y calidades. Conoce los principales factores de este verdadero hito en la construcción:



Construcción en tiempo récord


Comprar una vivienda es un proceso complejo. Al fin y al cabo, supone la adquisición del que será nuestro hogar durante los próximos años, incluso en ocasiones toda una vida. Por eso, una vez has hecho todos los trámites, es lógico que quieras estrenar tu nuevo hogar cuanto antes.

En la construcción industrializada, las viviendas se fabrican por módulos mientras se realizan los trabajos de cimentación a pie de obra. Una vez estructurada la base, los módulos son trasladados a su ubicación definitiva para su posterior instalación. Gracias a esta simultaneidad de trabajos, inviable en la construcción tradicional, los tiempos de obra se pueden ven reducidos en un 63%.

Mayor control durante el proceso


Gracias a que los módulos son ensamblados en una fábrica, el nivel de control sobre cada detalle del diseño y la ejecución es notablemente superior al de una obra convencional. El proceso de montaje de los módulos está estandarizado de tal forma que permite realizar controles de calidad en cada fase del proyecto. Una vez reciben el visto bueno, las distintas partes de la vivienda son ensambladas y la estructura está lista para la instalación de la fachada y demás acabados del edificio.


Respeto por el entorno


Al llevarse a cabo la mayor parte de la construcción fuera de la ciudad, el impacto sobre el entorno es mucho menor. Menos contaminación, menos residuos, y menos molestias para el vecindario. Además, la industrialización permite un mejor aprovechamiento de los materiales de construcción y aumenta el reciclaje de los elementos sobrantes. Otro factor a tener en cuenta es la disminución de los accidentes de trabajo relacionados con el sector (un 55% menos de incidencias respecto a la construcción convencional).


La innovación en la construcción permite que los últimos avances técnicos lleguen a un sector tradicionalmente poco dado a los cambios. Gracias a la apuesta por la innovación de Vía Célere, tú también puedes beneficiarte de las ventajas de tener un hogar industrializado, con los mejores acabados y en un tiempo récord.